Hace poco he tenido que coger un nuevo seguro de moto para mi pequeña y la verdad es que no es tan fácil como pensaba al principio. Elegir el adecuado para mi moto y mi bolsillo no ha sido coser y cantar.

Seguros de moto hay muchos, por lo que es necesario saber qué tipos hay y cómo puedes personalizarlo para conseguir el más adecuado al uso de tu moto y tu bolsillo.

¿Cuáles son los mejores blogs de motos del momento?

Aquí tienes lo que ofrece ahora mismo el mercado para que puedas elegir lo mejor posible.

Seguro básico de moto a terceros

El seguro a terceros es el más básico y por tanto de contratación obligatoria, como mínimo, cuando te compras una moto. También se le llama de responsabilidad civil y cubre los daños de un tercero, tanto físicos como materiales, pero no los daños personales del que contrata la poliza.

Es el seguro más barato al ser de cobertura limitada y, en caso de accidente, si no tienes la culpa del mismo tendrás que demostrar la culpabilidad de la otra parte para que sea su seguro el que cubra tus daños. Si no puedes demostrarlo tendrás que hacerte cargo de los gastos.

Algunos de estos seguros a terceros también cubren los daños del pasajero de tu moto, algo que tendrías que revisar a la hora de contratarlo. Recuerda que circular sin seguro lleva asociada una multa de 1.250 euros para una motocicleta.

Seguro de moto a terceros ampliado o Terceros Plus

El seguro de motocicleta a terceros ampliado añade coberturas adicionales al seguro básico. Algunas de estas coberturas adicionales son robo, incendios o asistencia en carretera.

Sigue sin cubrir los daños del motorista que contrata el seguro, pero al menos sí cubre detalles no previstos como el robo de la moto, un incendio o que te asistan en carretera en caso de avería. Otro detalle a contratar es la posibilidad de adquirir un vehículo de sustitución en caso de que la avería sea gorda y lleve varios días.

Y, últimamente, también los seguros ofrecen un servicio de defensa jurídica para recurrir multas.

Obviamente estas claúsulas adicionales suponen un sobrecoste a valorar, aunque son interesantes, sobre todo, si el valor de tu moto es elevado.

Seguro a todo riesgo

Seguro de moto a todo riesgo
Seguro de moto a todo riesgo (Photo by James Gillespie on Unsplash)

Next Level. Vamos peldaño a peldaño y hemos llegado al rey de la baraja, el seguro Todo Riesgo de moto.

Como bien dice su nombre este seguro cubre todo lo anterior, incluyendo los daños de la moto y/o del que contrata el seguro.

¡Ojo! No todos los seguros a todo riesgo cubren lo mismo ni ofrecen las mismas cantidades de dinero por indemnización, por lo que hay que fijarse en la letra pequeña al firmarlo. Por ejemplo, hay seguros a todo riesgo que solo cubren los daños de tu moto, no los personales. Lógicamente es el más caro de todos, aunque supone un extra de seguridad por lo que le pudiera pasar a la montura.

Yo lo cogería, sobre todo, si hacemos un uso intensivo de la moto a diario como herramienta de trabajo y no sólo como vehículo de ocio.

Los seguros a todo riesgo suelen llevar una franquicia. La franquicia te impone una cantidad de dinero en caso de algún siniestro cubierto: accidente, daños de la moto, robo, incendio… Así, de la cantidad a indemnizar por el seguro en estos siniestros tienes que descontar la franquicia que hayas acordado con el seguro.

Los seguros a todo riesgo con franquicia para motos son una putada, para qué mentir, pero si tu moto vale 15.000 euros y está nuevecita, una franquicia de 1.000 euros no te quitará el sueño y te aseguras cobrar casi toda la moto en caso de siniestro total, robo o que se incendie.

VIDEO: Niña sola conduciendo una moto tras un accidente

Otros Seguros adicionales

Vistos los tres tipos de seguro más comunes también hay que reseñar otro tipo de seguros que pueden complementar al principal.

Aquí, se puede contratar un seguro del conductor con diferentes grados de protección que incluso puede funcionar como seguro de vida. Seguros específicos para los accesorios del motorista (cascos, chaquetas con airbag…), seguros para rodadas en circuito, puedes asegurar tu moto por días o la posibilidad de extender la garantía de la moto más años.

Consejos para contratar un seguro de moto

Ahora bien, cuando te has decidido por el seguro para tu moto, deberás firmar el contrato para enviárselo a la compañía.

Antes de nada:

  • Lee bien cada claúsula del contrato. Sí, es un coñazo, pero ese tiempo está bien invertido, te puede ahorrar disgustos.
  • No te fíes de lo que te digan por teléfono. Lo que vale es lo que firmas.
  • Mira que todas las coberturas que te ofrecen sean las necesarias y que no te falta ninguna que sea importante para ti.
  • Mira que todo lo que te han explicado por teléfono se ajuste al texto que estás leyendo.
  • Mira la sección del contrato “Limitaciones de las coberturas” o similar para saber lo que NO te cubre el seguro.

También, como consejo, te comento lo siguiente:

  • Usa uno o varios comparadores de seguros para ver por dónde andan los precios.
  • Cuidado con las franquicias y las triquiñuelas de los seguros para calcular la indemnización por siniestro: accidente, robo o incendio.
  • Hazte cálculos para ver si lo que vas a pagar por el seguro te compensa.
  • Recuerda, LA BANCA SIEMPRE GANA. Un seguro va a ganar dinero contigo sí o sí, cuando no lo haga, te echará.
Tipos de seguros de #moto y consejos para elegir el que más te convenga a ti y a tu bolsillo Haga clic para Tweet

¿Tienes alguna duda sobre los seguros de moto?

Si tienes alguna pregunta sobre los seguros de moto que os hemos descrito en este artículo, sólo tienes que irte a los comentarios y ponerla sobre la mesa.

Te responderemos lo mejor que sepamos y ASAP (As Soon As Possible).

Tipos de seguros de moto y las claves para elegirlo bien
5 (100%) 11 votos

¡Déjanos un comentario!

Por favor, Acceder para comentar
avatar
  Suscríbete  
Notificación de